Publicidad

Publicidad

Estrés: Consecuencias físicas del estrés

Autor: Laura Marcos Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (12 de Diciembre de 2016)

El estrés en sí mismo no es perjudicial para la salud, en el fondo no es más que una activación del organismo. Si se limita a fases cortas y se alterna con fases de relajación, algunas personas lo perciben incluso como algo agradable. ¿Cuándo puede tener el estrés consecuencias para la salud?

Riesgos

Exceso de energía: en el contexto de la reacción de estrés física el organismo se prepara con un aumento de energía y se libera glucosa y ácidos grasos a la sangre para estar preparado para la huida o la lucha. Sin embargo, hoy día son muy poco frecuentes los casos en los que una reacción de estrés realmente va seguida de movimiento directo. Como posible consecuencia a esta reacción de estrés mantenida el diámetro del calibre de los vasos sanguíneos se puede estrechar de forma crónica (arteriosclerosis) o incluso hacerlo de forma casi completa y poder desencadenar un infarto de miocardio, una apoplejía o infarto cerebral. Por esta razón es conveniente practicar deporte con regularidad para vencer el estrés.

Carga continua: atendiendo a la evolución del ser humano, la vida actual tiene muy poco que ver con la de los tiempos primitivos. Hoy día son raras las ocasiones en las que el estrés está relacionado con una situación amenazante de la que solo es posible salvarse con ayuda de la actividad física (huida o ataque). El ser humano moderno a lo que tiene realmente que enfrentarse más es a los estresores que aparecen una y otra vez o incluso están presentes de forma constante. Los desencadenantes del estrés suelen tener su origen en el ámbito profesional o interpersonal. Al mismo tiempo, las fases de relajación de algunas personas son demasiado cortas y el cuerpo está constantemente activado debido al estrés prolongado. Esto solo puede marchar bien durante un tiempo; tarde o temprano se empieza a sentir agotamiento y pueden aparecer molestias funcionales, enfermedades físicas, o empeoramiento de enfermedades ya existentes. A la larga, el organismo pierde la capacidad de regularse a sí mismo y no puede relajarse incluso aunque el factor estresante haya dejado de estar presente. Esta activación permanente del cuerpo repercute en distintos aspectos físicos:

  • Los vasos sanguíneos pierden elasticidad, por lo que la presión sanguínea se mantiene elevada.
  • Los músculos en tensión no se relajan.
  • El sueño ya no es tan reparador como antes.
  • La hormona del estrés, el cortisol, se libera de forma continua en mayor cantidad, por lo que aumenta el riesgo de sufrir algún trastorno.

Por lo tanto, si se tiene mucho estrés se debe procurar tomarse tiempo suficiente de relajación para compensarlo.

Sistema inmunitario: el estrés permanente también perjudica al sistema inmunitario. Aunque el estrés breve y agudo activa el sistema inmunitario, si se prolonga se invierte su efecto positivo. La hormona cortisol, que se libera de forma permanente y en mayores cantidades cuando el estrés es prolongado, puede debilitar las defensas a largo plazo, lo que hace que se sea más propenso a las enfermedades infecciosas (como el resfriado o el herpes labial). Por término medio, las personas constantemente estresadas enferman más a menudo que las demás y necesitan más tiempo para curarse. En ocasiones, por ejemplo algo tan banal como un resfriado puede durar incluso semanas sin que termine de curarse del todo.

En las personas laboralmente activas se da no pocas veces el efecto de que, aunque se tenga el resfriado entre semana, se deban aguantar las molestias. Por el contrario, el resfriado parece agravarse en cuanto empieza el fin de semana. En este caso, la causa también es la hormona estresante cortisol: durante el fin de semana el estrés disminuye ligeramente y, con ello, también se reduce un poco el nivel de cortisol en sangre constantemente elevado; de este modo el sistema inmunitario vuelve a estar más activo y, al luchar contra la enfermedad, los síntomas del resfriado se agravan. El mayor nivel de cortisol también tiene un efecto negativo en enfermedades crónicas como la psoriasis, la esclerosis múltiple o la artritis reumatoide.

Por lo tanto, para que las funciones del sistema inmunitario no se vean permanentemente perjudicadas por el estrés, en los periodos en los que nos sintamos estresados debemos procurar comer sano, movernos lo suficiente realizando un ejercicio adecuado y dormir bastante, para ayudar a poner en marcha los mecanismos que nos permiten regular y disminuir el estrés.

  • Envejecimiento celular: según la bioquímica estadounidense Elizabeth Blackburn, el estrés puede afectar a unas estructuras que protegen los extremos de los cromosomas humanos: los telómeros. Los telómeros funcionan a modo de protección externa de los cromosomas, y cuanta mayor sea su longitud mayor esperanza y calidad de vida mantendrán las células del cuerpo. El estrés crónico afectaría a los telómeros, acortándolos, acelerando así nuestro envejecimiento. La Dra. Blackburn descubrió junto a su equipo la telomerasa, una enzima que interviene en la fabricación de los telómeros, y que le valió el premio nobel de química en 2009.
  • Comportamiento “insano”: en las personas permanentemente estresadas aumentan o aparecen a menudo cierto tipo de comportamientos que también afectan negativamente a la salud, por ejemplo:

Consecuencias físicas del estrés

A la larga, el estrés puede afectar a distintas partes del organismo y, posiblemente, causar enfermedades o problemas físicos, por ejemplo:

Consecuencias psíquicas del estrés

El estrés constante o recurrente también tiene efectos negativos a nivel psicológico que los afectados ignoran a veces durante mucho tiempo. A menudo buscan ayuda médica solo cuando ya aparecen las molestias físicas. El médico puede tratar estas últimas, pero no eliminar la causa, el estrés. A largo plazo, no son pocas las personas que sufren un estrés continuo que desarrollan una depresión o una enfermedad por estrés bien conocida: el síndrome de burnout, lo que vulgarmente se dice “estar quemado”.