Publicidad

Publicidad

¿Qué podemos hacer para sentirnos más vitales?

Autor: Redacción Onmeda (28 de Noviembre de 2016)

© iStock

La sensación de cansancio y fatiga es algo frecuente en los adultos, sobre todo a partir de los 50 años de edad. Esta suele expresarse como la falta de energía que dificulta seguir el ritmo de las actividades diarias. La sensación de cansancio puede deberse a diferentes motivos como el descanso inadecuado, la práctica de mucha actividad física, períodos de estrés personal o laboral o llevar dietas desequilibradas.

Es importante que sepamos que existe una relación entre lo que comemos y la vitalidad. Una alimentación saludable promueve la sensación de vitalidad y energía para que disfrutemos del día a día. Por eso, es importante que incluyamos en nuestra dieta la cantidad adecuada de algunos nutrientes como el magnesio, que contribuye metabolismo energético normal y ayuda a reducir el cansancio y la fatiga1.

Además de llevar una dieta variada y equilibrada, también es recomendable que sigamos hábitos de vida saludables como:

  • Dormir 8 horas al día.
  • En el trabajo, hacer una pausa al menos 2 veces al día de unos 10 minutos de duración. Y aprovechar para realizar técnicas de relajación que ayuden a manejar el estrés.
  • Tomar entre 1,5 y 2 litros de agua al día.