Entrevista con la psicooncóloga Marta de la Fuente

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (20 de Enero de 2013)

© Jupiterimages/iStockphoto

Ante un diagnóstico de cáncer entra en juego la figura del psicooncólogo. Su objetivo es, sobre todo, mantener o recuperar la calidad de vida, tanto del paciente como de sus familiares, teniendo en cuenta la situación personal y particular de cada caso. Se trabaja con el paciente para que se sienta apoyado y comprendido y para que sea capaz de encontrar la forma de gestionar la nueva situación patológica con la mayor energía posible.

El psicólogo trabaja con el paciente en todas sus áreas, tanto personal, familiar y laboral y le ayuda a recuperar el equilibrio que se haya podido ver alterado. Para conocer de primera mano el trabajo que realiza un psicooncólogo y para ahondar en las necesidades reales de un paciente con cáncer y sus familiares a nivel emocional hablamos con Marta de la Fuente, psicooncóloga de la Clínica MD Anderson en Madrid.

¿Cuál es la primera reacción de una persona cuando recibe un diagnóstico de cáncer?

Ante un diagnóstico de cáncer las reacciones más habituales se podrían dividir en cuatro áreas: activación corporal como taquicardia, sudoración, opresión en el pecho o dificultades para respirar; Reacciones emocionales intensas como miedo, rabia, incertidumbre, indefensión, tristeza, injusticia, angustia o frustración; Cambios en el comportamiento como irritabilidad, aislamiento social, lloros frecuentes, disminución de las actividades, dificultad para dormir, problemas con la pareja o abuso de sustancias; Aumento de nuestras preocupaciones y pensamientos anticipatorios, y percepción de un menor manejo de ellos.

¿Qué técnicas o pautas son las más apropiadas para controlar el estrés y los miedos asociados con un diagnóstico de cáncer y con todo el proceso de tratamiento?

Distintas técnicas de desactivación fisiológica, como la respiración abdominal, la visualización o técnicas de relajación. También técnicas a nivel cognitivo como la reestructuración cognitiva, las auto instrucciones o la parada de pensamiento. Y técnicas comportamentales, entrenamiento en habilidades sociales, cambio de hábitos o autocuidado.

Tratamientos como la radioterapia o la quimioterapia generan muchos temores en los pacientes. ¿Cuáles son las preocupaciones más importantes que manifiestan los pacientes cuando tienen que someterse a una de estas técnicas de tratamiento?

Es difícil resumir cuales son los temores más característicos, sí puedo decir que los más habituales son los relacionados con las 6D: la muerte, la dependencia, las molestias, la desfiguración, el aislamiento a nivel social o la incapacidad.

¿Qué apoyo necesitan los pacientes?

Los pacientes necesitan sentido del humor, contacto físico, cercanía, expresar emociones, llorar, marcar el ritmo, que los demás nos adaptemos a ellos, que se les respete su capacidad de tomar decisiones.

El cáncer sigue siendo una de las enfermedades que más miedo genera en las personas, a pesar de que muchos casos se pueden tratar y los avances son constantes. ¿Cómo se lucha desde la psicooncología contra el estigma de esta enfermedad?

La psico-oncología es una subespecialidad de la oncología, se centra en los aspectos psicológicos y comportamentales del paciente con cáncer. Su objetivo es mantener o recuperar la calidad de vida del paciente y sus familiares teniendo en cuenta la sintomatología física, la autonomía, los hábitos cotidianos, el nivel familiar y social y la situación psicológico-emocional.

Un psicólogo acompaña al paciente y a los familiares durante todo el proceso. Su mayor objetivo es mejorar la calidad de vida del paciente asesorándole o proporcionándole estrategias y recursos ante las dificultades que se vayan presentando. Se trabaja desde la aceptación y búsqueda de alternativas. Se centra en el apoyo emocional, manejo y disminución de las emociones como tristeza, miedo, incertidumbre o rabia, por ejemplo. Además, enseña habilidades de comunicación y técnicas específicas para disminuir la ansiedad.

El psicólogo trabaja con el paciente en todas sus áreas, tanto personal, familiar, laboral, ayudándole a recuperar el equilibrio que haya podido quedar alterado por la enfermedad y así mejorar el afrontamiento ante la misma.

El apoyo de los familiares es fundamental para una persona que ha sido diagnosticada de cáncer. Como familiar, ¿cómo hay que tratar a un paciente oncológico?

La familia y allegados tienen un papel fundamental en el proceso oncológico, tener un adecuado apoyo social ayuda a superar la enfermedad de una manera más adaptativa y favorece un adecuado manejo de las emociones.

Los familiares pueden ayudar escuchando, comprendiendo, resolviendo dudas, informando, no mintiendo, siendo cercanos, evitando los juicios morales, adaptándose al paciente, respetando la capacidad de decisión que tiene el paciente, acompañando. Con el simple hecho de estar ahí, de estar presentes, ya están haciendo mucho.

Los tratamientos son largos y no solo sufren los pacientes, tenemos que hacer especial hincapié en los familiares y cuidadores, ya que ellos también precisan ayuda, información, asesoramiento para poder ayudar al paciente y a su vez poder manejar su estado emocional.

El cáncer de mama o determinados tipos de tumores que afectan al sistema reproductor femenino pueden producir una carga de estrés adicional en las mujeres, sobre todo en las más jóvenes. ¿Se necesita trabajar aslgún aspecto?

Las necesidades son las mismas que para cualquier paciente oncológico, el psicooncólogo tiene que adaptarse a las necesidades de cada paciente, ir a su ritmo, no ir con una idea preconcebida, porque cada paciente tiene una manera muy distinta de afrontar. Las mujeres cuyo tumor afecta directamente al sistema reproductor femenino sería bueno trabajar con ellas la aceptación a la nueva situación, la tolerancia a la frustración y el ajuste de expectativas.

¿Cuáles son las preocupaciones más frecuentes de los hombres?

Según mi experiencia profesional, los temores son muy parecidos entre hombres y mujeres, creo que los puedo resumir tambiém con las 6D.

El ejercicio físico es fundamental para mejorar el estado de salud de una persona. En el caso de los pacientes oncológicos, ¿cómo influye el ejercicio físico en el estado de ánimo?

El ejercicio es una de las formas más sencillas y efectivas de reducir el estrés, constituyendo una descarga natural para el organismo cuando éste se encuentra en el estado de excitación que representa la respuesta de lucha o huida.

Después del ejercicio intenso, el organismo vuelve a su estado normal de equilibrio, produciendo en el individuo la sensación de sentirse fresco y relajado.

¿Cuáles son los ejercicios más recomendables para un paciente con cáncer?

Lo importante es buscar uno que nos motive, que nos guste, para que el coste sea menor y así conseguir un entrenamiento continuo y conseguir resultados beneficiosos para nuestra salud

Una vez que un paciente se ha recuperado llega el momento de enfrentarse de nuevo a la vida laboral. ¿Cómo se tiene que llevar a cabo el proceso de reinserción laboral?

El proceso de reinserción laboral es importante llevarlo a cabo poco a poco, marcándose objetivos a corto plazo, no intentando llevar el ritmo de trabajo que se llevaba antes de la enfermedad, que la reincorporación, en el caso que sea posible sea paulatina. Es importante pedir ayuda y ser consciente de las limitaciones de cada uno para no sobrecargar al cuerpo.

En la Clínica MD Anderson se realizan cursos y talleres para mejorar la autoestima, de imagen corporal o para apoyar a los familiares. ¿Qué acogida tienen estos talleres entre los pacientes?

La acogida está siendo muy buena, ya se han beneficiado de estos talleres aproximadamente 600 personas en un año. Estos talleres están pensados para disminuir distintas emociones como incertidumbre, indefensión, inseguridad, culpabilidad, vergüenza, injusticia y también disminuir distintas preocupaciones relacionadas con la enfermedad, sus tratamientos y efectos secundarios.

Los talleres y sesiones informativas están pensados para proporcionar recursos, facilitar información, resolver dudas y dar la posibilidad de compartir experiencias con otros afectados.

Por Rebeca R. von Felten

¿Tienes alguna pregunta sobre el cáncer? Plantea tus dudas a nuestros expertos.