Publicidad

Publicidad

Dermatitis

Autor: Terry Gragera Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (21 de Agosto de 2016)

© iStock

La dermatitis es una inflamación que se produce en las capas superficiales de la piel. La dermatitis se manifiesta a través de erupciones cutáneas de distintos tipos (eccemas) y suele acompañarse de picor (prurito), hinchazón, enrojecimiento y descamación.

La dermatitis puede afectar a un área aislada del cuerpo o extenderse por zonas más amplias, dependiendo del tipo de alteración del que se trate.

No es posible precisar la causa de todas las dermatitis. En algunos casos, se sabe que la dermatitis se produce tras el contacto con un agente irritante, con un alérgeno o bien por condiciones específicas de la piel, como una sequedad extrema, pero en otros casos, no se llega a conocer su origen.

La dermatitis puede ser aguda, tras una exposición a algún alérgeno o irritante, o crónica, prolongándose entonces por periodos extensos de tiempo, con recaídas periódicas.

La dermatitis puede dar lugar a otros trastornos por la sobreinfección de las heridas producidas con el rascado, y también puede producir, con el tiempo, liquenificación (engrosamiento) en la piel.

Hay muchos tipos de dermatitis: dermatitis atópica, dermatitis seborréica, dermatitis de contacto, dermatitis herpetiforme, dermatitis por estasis, dermatitis del embarazo… Estas son algunas de las más comunes.