Síntomas para diferenciar meningitis y septicemia

Autor: Terry Gragera Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (16 de Diciembre de 2016)

© Jupiterimages/Digital Vision

¿Qué es una meningitis y qué es una septicemia? La meningitis bacteriana y la septicemia son infecciones muy graves que, en pocas horas, ponen en riesgo la vida del paciente.

Es muy importante saber identificar los síntomas de la meningitis y la septicemia para pedir ayuda médica urgente, ya que el empeoramiento del afectado puede sobrevenir muy rápidamente.

Algunos de los síntomas de la meningitis y la septicemia son comunes, por lo que puede haber errores en el diagnóstico. Además, las dos enfermedades pueden presentarse a la vez o de forma aislada.

La meningitis y la septicemia se pueden contraer a cualquier edad, pero ocurren con más frecuencia entre los menores de 5 años, en el grupo de edad de 15 a 24 años y en los mayores de 65 años.

La bacteria de la meningitis se contagia por contacto directo con un afectado. Sin embargo, no siempre que la bacteria llega al organismo provoca la infección. Se estima que una de cada diez personas portará a lo largo de su vida este tipo de bacterias, aunque, en la mayoría de los casos, la meningitis no acaba desarrollándose.

A pesar de que hay vacunas para proteger frente al contagio de la meningitis, no son efectivas ante todas las bacterias que pueden causar la enfermedad.

Al tratarse de una urgencia vital, es clave identificar cuanto antes los síntomas de la meningitis bacteriana y de la septicemia. No basta con conocer solo los de la meningitis, que es lo que suele buscarse en principio en la exploración, pues a veces esta ha derivado en septicemia y muestra otros indicios a los que no se les da la suficiente importancia.

Síntomas de meningitis y síntomas de septicemia

Síntomas Meningitis Septicemia
Fiebre
Vómitos
Manchas en la piel (sarpullido) Sí (aunque no en todos los casos) Sí (en cualquier parte del cuerpo)
Somnolencia, estado confuso Sí (aunque no en todos los casos)
Respiración agitada No
Manos y pies fríos No
Rigidez en el cuello No
Intenso dolor de cabeza No
Dolor de estómago No Sí (a veces con diarrea)
Dolor muscular y en las articulaciones No
Escalofríos No
Molestia ante luces brillantes No

Síntomas de meningitis y septicemia en bebés

En los bebés, la meningitis y la septicemia pueden dar otros síntomas adicionales:

  • La fontanela se tensa o aparece hundida.
  • La piel se vuelve pálida o azulada.
  • Rechazan completamente el alimento.
  • No admiten ser cogidos en brazos; están irritables.
  • Tienen un llanto muy agudo y estridente.
  • El cuerpo está rígido y tienen movimientos espasmódicos.
  • Están muy decaídos.

El test de Tumbler: ¿es grave el sarpullido?

Uno de los síntomas de alarma más claros de una meningitis bacteriana o de una septicemia es la aparición de manchas en la piel.

Para determinar su gravedad, se puede llevar a cabo el test de Tumbler. Consiste en utilizar un vaso de cristal transparente y presionar uno de sus lados firmemente contra la mancha de la piel.

Si ésta no desaparece con la presión, hay que acudir con urgencia a un servicio médico, ya que puede ser un signo de meningitis o de septicemia, que hay que tratar cuanto antes.

Fuentes

Fundación Irene Megías contra la Meningitis

Manual de Diagnóstico y Terapéutica en Pediatría, Hospital Infantil La Paz (Publimed, 20119)

Onmeda Internacional