Xerodermia pigmentosa: Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Isabel Pescador (24 de Febrero de 2017)

Las causas de la xerodermia pigmentosa se hallan en los genes. Esta enfermedad está provocada por un defecto congénito en el sistema de reparación del ADN que, en condiciones normales, subsana los daños originados en el ADN por la radiación UV de la luz solar.

En condiciones normales, el ADN posee la información necesaria como para reparar el daño producido por la exposición a los rayos ultravioleta del sol. No obstante, los niños que nacen con xerodermia no tienen activada esa capacidad en su ADN, por una mutación o un gen con la información errónea. Existen al menos 8 genes implicados en este proceso. Para que se de la enfermedad en una persona, debe tener activados los dos cromosomas de un par, paterno y materno, con alguna de estas mutaciones.

 La radiación UV se divide en función de su longitud de onda en:

  • Rayos UVA, de onda larga (315-400 nm)
  • Rayos UVB, de onda media (280-315 nm)
  • Rayos UVC, de onda corta (100-280 nm)

Los rayos UVC son filtrados por la capa de ozono de la atmósfera terrestre. Los UVB, que sí la traspasan, tienen una profundidad de penetración baja y provocan la formación de dímeros de timidina en el ADN de las células cutáneas. La timidina es un componente del ADN; un dímero de timidina es una unión de dos timidinas contiguas. Si estos permanecen en el ADN, la célula muere o se convierte en una célula cancerosa.

Normalmente, la célula posee un sistema de reparación formado por enzimas que reconocen los dímeros de timidina y los eliminan del ADN.Las personas que padecen xerodermia pigmentosa no forman dichas endonucleasas de ADN en cantidad suficiente. Se trata de una patología autosómica recesiva, lo que quiere decir que solo la manifiestan los individuos que heredan el defecto genético de ambos progenitores. Esto se debe a que existen dos copias de cada gen en el material genético humano —una copia procede de la madre y la otra del padre—. En la xerodermia pigmentosa ambas copias del gen son anormales. Si el defecto solo se da en una de las copias, la enfermedad no se manifiesta, aunque estas personas pueden transmitir la predisposición a su descendencia.

La xerodermia pigmentosa se clasifica en siete grupos (A-G) y una variante adicional (V) en función de las diferentes bases genéticas. Las distintas formas de la enfermedad tienen efectos que varían considerablemente. Por ejemplo, los sujetos con una xerodermia pigmentosa de los grupos A-G contraen cáncer de piel en la mayoría de los casos antes de los 20 años. Las personas con la variante V, por el contrario, no suelen padecerlo hasta los 20 a 30 años.