Vaginitis (Inflamación de la vagina, colpitis): Tratamiento

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (19 de Marzo de 2012)

El tratamiento a aplicar contra una inflamación de la vagina (vaginitis, colpitis) dependerá del patógeno causante de dicha inflamación en la vagina. Los remedios más efectivos contra una inflamación bacteriana de la vagina son los antibióticos, mientras que frente a una infección fúngica ayudan los antimicóticos. Como tratamiento alternativo a una colpitis están los antisépticos (a modo de ejemplo, los derivados del amonio cuaternario como el cloruro de decualinio, que mata bacterias, hongos y protozoos, como, por ejemplo, las tricomonas).

Atendiendo al patógeno de la inflamación de la vagina, el tratamiento puede ser local y estar basado en supositorios especiales, cremas vaginales con medicamentos, tratamiento con medicamentos en forma de comprimidos o inyectables. Una vez combatido el patógeno responsable de la vaginitis, habrá que restablecer el entorno vaginal normal y ocuparse de que la mucosa se mantenga intacta. Los tratamientos utilizados a tal fin incluyen lactobacterias y estrógenos. Normalmente, estos se aplican directamente en la vagina. Como remedio casero complementario, se puede introducir en la vagina un tampón empapado en yogur. Esta medida hay que repetirla varias veces al día. Este remedio casero puede tener un efecto positivo que ayuda a mejorar el entorno vaginal, aliviar los dolores y calmar las molestias de la colpitis.

En muchos casos, además del tratamiento de la paciente con inflamación de la vagina, también debe tratarse a la pareja. Durante el tratamiento de la vaginitis es recomendable no mantener relaciones sexuales, así como no utilizar tampones ni irrigaciones vaginales.