Vaginitis (Inflamación de la vagina, colpitis): Evolución

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (19 de Marzo de 2012)

Una inflamación de la vagina (vaginitis, colpitis) suele evolucionar sin complicaciones y tiene un buen pronóstico de cura si se realiza un tratamiento adecuado.

Las complicaciones pueden aparecer cuando una inflamación de la vagina en fase avanzada ataca al cuello uterino. En este caso, puede producirse una inflamación del cuello uterino y dar paso a una inflamación de las trompas de Falopio y los ovarios (anexitis).

Una inflamación de la vagina durante el embarazo puede ocasionar riesgo de provocar un parto prematuro. Además, la futura mamá puede infectar al neonato con el patógeno de la colpitis durante el parto mismo. Esto sucede especialmente en el caso de inflamaciones de la vagina provocadas por el virus del herpes, por gonococos o por la Chlamydia trachomatis, lo que originará complicaciones (los virus del herpes no pueden eliminarse por completo, permanecerán durante el resto de la vida en el cuerpo) pudiendo ocasionar al neonato, por ejemplo, una infección de la conjuntiva ocular). Por ello, puede ser recomendable realizar una cesárea en estos casos.