Vaginitis (Inflamación de la vagina, colpitis): Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (19 de Marzo de 2012)

Una inflamación de la vagina (vaginitis, colpitis) tiene sus causas en un trastorno del mecanismo de defensa de la vagina. Normalmente, un entorno vaginal sano de una mujer sexualmente madura (con un valor de pH medio de aproximadamente 4) y una mucosa intacta, pueden impedir con éxito la inflamación de la vagina. Este mecanismo de protección se activa y funciona cuando entran patógenos en gran cantidad en la vagina, (por ejemplo en el caso de las relaciones sexuales.

Como desencadenantes de la destrucción del mecanismo de defensa de la vagina y la consiguiente inflamación, existen numerosos patógenos. Entre las posibles causas de destrucción del mecanismo de defensa encontramos las siguientes:

  • Los antibióticos, ya que provocan una destrucción de la colonización bacteriana natural de la vagina (por lactobacterias).
  • La influencia de objetos o mecanismos, como la utilización de tampones o métodos anticonceptivos, diafragmas, y también las relaciones sexuales.
  • Situaciones que alteran el suministro de oxígeno por la sangre, por ejemplo una hipotermina.
  • La falta de estrógenos, algo que suele ocurrir antes de la pubertad, durante la menopausia y en edad avanzada.
  • La sangre de la menstruación, al menos provisionalmente.
  • La mucosa alcalina del cuello uterino.
  • Diabetes mellitus (niveles de glucosa en la sangre elevados).

Si el entorno de la vagina o la mucosa está destruido por al menos una de estas causas, puede provocar la entrada de diversos patógenos y provocar una inflamación de la vagina; entre los patógenos más habituales podemos citar:

  • Bacterias, como, por ejemplo, los estafilococos, los estreptococos y la Escherichia coli.
    • Los gonococos, los patógenos de la gonorrea. Aquí hay que resaltar que encontramos inflamación de la vagina provocada por gonococos en niñas antes de la pubertad o en mujeres después de la menopausia, mientras que en mujeres en edad fértil suele cursar sin síntomas por lo que pasa desapercibida.
    • Clamidias
    • Gardnerella vaginalis
    • Micoplasmas
  • El parásito Trichomonas vaginalis, que puede aparecer en la mucosa de la vagina.
  • Hongos. Hongos de la levadura (como, por ejemplo, la Cándida albicans)
  • Virus (por ejemplo, virus del herpes)

Algunos de estos posibles patógenos de la colpitis son colonizadores normales habituales de la vagina normal de la mujer (la flora vaginal normal), mientras que otros se introducen desde el exterior en la vagina. La causa más común de infección es por relaciones sexuales, es decir, que la inflamación de la vagina también es transmisible por el sexo. Los patógenos también pueden transmitirse de una persona a otra si ambos comparten bañadores, ropa interior o toallas o si no mantienen una buena higiene íntima en general.

Las mujeres sexualmente inmaduras aún no disponen del mecanismo de defensa que puede prevenir una inflamación de la vagina, ya que su entorno vaginal todavía no es lo suficientemente ácido, por falta de estrógenos en la fase previa a la pubertad; por ello que pueden dejar entrar bacterias en la vagina desencadenándose la infección. Las causas frecuentes de una vaginitis bacteriana infantil son infecciones por contacto (como, por ejemplo, por la Escherichia coli de la zona anal) o por cuerpos extraños.