Úlcera de estómago (úlcera gástrica)

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Isabel Pescador (25 de Abril de 2016)

© iStock

Una úlcera de estómago (úlcera gástrica o úlcera péptica de estómago) es una herida profunda en una zona de la mucosa del estómago. La causa de este tipo de úlcera es, por lo general, una inflamación que merma la protección de la mucosa frente a los ácidos del estómago debido, principalmente a una infección. En la actualidad se cree que los principales causantes son la bacteria Helicobacter pylori y los antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Se estima que una de cada diez personas sufre una úlcera de estómago en su vida.  

Las úlceras de estómago o úlceras gástricas suelen afectar a las personas mayores de 50 años. En España entre un 15 y un 25% de la población sufren una úlcera de estómago en algún momento de su vida.

Entre las causas más comunes de una úlcera gástrica se encuentran las siguientes:

  • Una elevada producción de ácidos estomacales.
  • Una alteración de los movimientos del estómago.
  • Presencia de la bacteria Helicobacter pylori en el estómago.
  • La toma de determinados medicamentos como, por ejemplo, los antiinflamatorios no esteroideos, el ácido acetilsalicílico o los corticosteroides.
  • El estrés.
  • El síndrome de Zollinger Ellison, una enfermedad que segrega altos niveles de la hormona gastrina.

El abuso de tabaco y de alcohol puede favorecer la formación de una úlcera de estómago. Por otro lado, una úlcera puede desarrollarse a partir de una gastritis. Las úlceras de estómago pueden cursar con los siguientes síntomas:

Para diagnosticar una úlcera de estómago se realiza una gastroscopia. Durante esta prueba diagnóstica, el facultativo suele tomar una muestra del tejido (biopsia) de la zona afectada.

Si la úlcera de estómago está causada por una infección por Helicobacter pylori, el tratamiento persigue erradicar al agente patógeno. En este caso, la tasa de erradicación es superior al 80%.

Si la úlcera de estómago está provocada por otras causas, el tratamiento se basa en un tratamiento con fármacos antiácidos que consiguen la cicatrización de la úlcera de estómago hasta en un 90-95% de los casos. Determinadas complicaciones de una úlcera de estómago como hemorragias gástricas o una perforación de la úlcera gástrica a través de la pared estomacal, hace necesaria una intervención vía endoscópica o quirúrgica.

Aquellas personas que se ven afectadas con más frecuencia por una úlcera de estómago se les recomienda evitar tomar alimentos y estimulantes que irritan las mucosas del estómago, como comidas picantes y muy calientes, café o alcohol de alta graduación.