Trombocitopenia: Diagnóstico

Autor: Terry Gragera (22 de Enero de 2016)

El diagnóstico de la trombocitopenia es, en muchos casos, casual, tras hacer un análisis de sangre que arroja un número anormalmente bajo de plaquetas.

Cuando hay sospecha de trombocitopenia se debe realizar un análisis sanguíneo más complejo en busca de anticuerpos antiplaquetas y de otro tipo (determinación de ANA, LDH, estudios de hemostasia secundaria, hemólisis, anticuerpos antiplaquetarios...)que puedan sugerir la causa de la trombocitopenia. También los estudios de coagulación son necesarios.

En determinadas circunstancias hay que hacer una biopsia o un aspirado de médula ósea para diferenciar si los megacariocitos tienen origen central o periférico, y complementar esta prueba con ecografías o una tomografía axial computarizada (TAC).

En el diagnóstico de la trombocitopenia hay que asegurarse de que no se trata de una falsa trombocitopenia (pseudotrombocitopenia). La falsa trombocitopenia ocurre cuando se hace un mal conteo de las plaquetas, que pueden unirse formando coágulos, dando lugar a un error en la contabilización. Para evitarlo ser realiza un "frotis sanguíneo" (examen y recuento microscópico de la muestra) y se recoge la muestra cambiando el antiagregante habitual (EDTA) por citrato.