Tratamientos para eliminar los piojos

Autor: Terry Gragera Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (25 de Agosto de 2016)

© iStock

Con la vuelta al colegio la infestación por piojos cobra más presencia entre los escolares, por sus hábitos de juego y el contacto cabeza con cabeza, aunque el contagio puede aparecer en cualquier época del año, por ejemplo en verano en campamentos o granjas-escuela. Para tratar los piojos se utilizan pediculicidas, champús antipiojos, cremas, lociones y, además, peines y lendreras específicos para este uso. En los últimos años también han surgido centros especializados en el tratamiento de los piojos.

Tener piojos no es un síntoma de falta de higiene, de hecho prefieren el cabello limpio. La trasmisión de la infestación se produce por contacto directo entre cabezas o cabellos o, en menor medida, a través de ropa, peines, sombreros u objetos personales infectados, aunque existen dudas sobre esta forma de contagio, debido a la corta vida del parásito fuera del hombre. Es más común que aparezca en niñas que niños, porque suele haber más acercamiento entre ellas y en edades comprendidas entre los 3 y los 10 años, aunque puede contagiarse cualquier persona de cualquier edad.

Los piojos humanos no infestan a otros animales, pues necesitan la ingesta de sangre humana varias veces al día. No tienen alas y no saltan, pero se desplazan fácilmente por el cabello de un pelo a otro si está seco. En el pelo húmedo se mueven con dificultad y se identifican más fácilmente.

El piojo femenino adulto adhiere los huevos al pelo con una sustancia insoluble al agua. Los huevos vivos tienen un color gris gelatinoso y se sitúan cerca del cuero cabelludo, así, con el calor y la humedad logran su incubación. Los huevos vacíos o liendres, de color blanco, se extienden por el pelo. El huevo vivo tarda entre 8 y 10 días en dejar salir el nuevo piojo o ninfa y se sitúa de nuevo cerca de la raíz.

El tratamiento de la pediculosis debe comenzar en el mismo día del diagnóstico si es posible y notificarlo cuanto antes al colegio para que no se agrave el riesgo de contagio. Además, debe revisarse el cabello de todos los familiares. Para eliminar los piojos se suele combinar un producto pediculicida con un peinado periódico y frecuente con lendrera. No es necesario cortar el pelo, pero si es cierto que cuanto más corto mejor y en las niñas se recomienda usar coletas o trenzas, así hay menos posibilidades de contagio.