Trastorno cognitivo leve (pérdida de memoria en los ancianos): Tratamiento

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Belén Giménez (19 de Marzo de 2012)

En la actualidad no existe todavía ningún tratamiento seguro para el trastorno cognitivo leve que pueda mejorar los síntomas. Hay medicamentos que pueden detener la demencia, aunque para el tratamiento de los trastornos cognoscitivos leves casi no existen resultados de investigaciones. Entre las sustancias que se emplean están los denominados nootrópicos (antidementivos,por ejemplo, el piracetam) y los inhibidores de la acetilcolinesterasa (por ejemplo, la galantamina o la rivastigmina).

Durante el proceso de envejecimiento pueden aparecer radicales de oxígeno que resultan venenosos para los tejidos corporales. Además, ayudan a provocar la muerte de las células nerviosas. Para absorber estos radicales se suele emplear el extracto de ginkgo (gingko biloba). Sin embargo, hasta el momento no se ha comprobado científicamente si el ginkgo tiene verdaderos efectos positivos sobre las capacidades cognoscitivas. Los estudios que existen al respecto son muy dispares y, por lo tanto, poco fiables.

La psicoterapia, sobre todo el denominado programa de entrenamiento cognoscitivo, puede mejorar a corto plazo el rendimiento de la memoria, principalmente en limitaciones leves. Sin embargo, solo son útiles a largo plazo si, una vez que los afectados por trastorno cognoscitivo leve terminan el tratamiento, continúan con el entrenamiento en casa.

El ejercicio, por ejemplo los paseos diarios o la marcha nórdica durante el día, puede hacer que el afectado recupere el rendimiento, ya que un buen rendimiento cardiovascular mejora la circulación del cerebro.