Trastorno cognitivo leve (pérdida de memoria en los ancianos): Síntomas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Belén Giménez (19 de Marzo de 2012)

El síntoma característico del deterioro cognitivo leve es el empeoramiento del rendimiento cognoscitivo. Esto no sucede de repente, sino que los pacientes se van volviendo más olvidadizos con el tiempo. El trastorno cognoscitivo leve es más suave que la demencia, que avanza constantemente y los afectados terminan por ser totalmente dependientes. Los pacientes por deterioro cognitivo leve confunden objetos u olvidan fechas, nombres y números de teléfono. Además tienen dificultad para concentrarse por mucho tiempo. Sin embargo, llega un punto en el que estos síntomas ya no empeoran más.

Un rasgo característico de las personas que padecen este trastorno es que procesan la nueva información más despacio, sobre todo en situaciones de estrés en las que tienen que realizar varias tareas a la vez. Por eso, los afectados evitan situaciones agitadas y complejas en las que se desenvolvían perfectamente con anterioridad. También empeora la capacidad de abstracción y de emitir opiniones. Sin embargo, ni el conocimiento empírico, ni el vocabulario, ni la capacidad de habla se ven afectadas por el trastorno cognoscitivo leve.

Cuando se relacionan con otras personas, los afectados suelen mostrarse menos pacientes, más irascibles, incontrolados e irritables que antes. En parte, tratan de hacerse menos visibles hacia los demás. En muchos casos, los afectados se recluyen de su entorno social.

Si se manifiestan trastornos en la memoria y la orientación muy prolongados y le cuesta dar el nombre de determinados objetos, puede ser un indicio de demencia.