Trastorno cognitivo leve (pérdida de memoria en los ancianos): Definición

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Belén Giménez (19 de Marzo de 2012)

La pérdida de memoria en la vejez (trastorno cognitivo leve) comprende una serie de trastornos en la capacidad cognoscitiva, es decir, trastornos de memoria y una capacidad de retentiva muy limitada. Además, a los afectados les resulta muy complicado concentrarse por un largo periodo en una misma tarea. Estas alteraciones van mucho más allá de la disminución del rendimiento propia del envejecimiento. Las pruebas de memoria suelen determinar pérdida de rendimiento, aunque llega un momento en el que está ya no avanza más. Esta es la diferencia entre el trastorno cognoscitivo leve y la demencia.

La pérdida de memoria en la vejez la mencionó por primera vez en un contexto médico en 1913 el doctor Emil Kraepelin. Mientras tanto, la enfermedad se clasificó según la Clasificación Internacional de Enfermedades mentales (CIE-10) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el nombre de trastorno cognitivo leve (TCL). El término cognitivo proviene del vocablo latino cognoscere, que significa “reconocer” o “conocer”. Así, los trastornos cognoscitivos incluyen también trastornos en la zona del reconocimiento, más precisamente en la zona de la memoria a corto plazo, la concepción y la atención.

Como la separación entre una pérdida de rendimiento cognoscitivo normal debida al envejecimiento y el deterioro cognitivo leve es muy pequeña y, además, es muy difícil delimitar estos trastornos, no existen cifras exactas de los casos patológicos. Se estima que entre el 5 y el 15% de la población mayor de 60 años padece problemas de memoria.