Trastorno afectivo estacional (depresión de invierno): Tratamiento

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (19 de Marzo de 2012)

En un trastorno afectivo estacional el tratamiento depende de la severidad de la dolencia y los síntomas. Contra depresiones leves suelen ayudar medidas sencillas como salir con frecuencia en horas de sol, hacer deporte e ingerir alimentos ricos en carbohidratos y triptófano porque fomentan la producción de la serotonina (hormona de la felicidad) en el cerebro. En el caso de que las depresiones sean más fuertes y prolongadas en el tiempo es importante acudir al médico. No siempre es necesario prescribir fuertes antidepresivos , muchas veces basta con terapias de luz o tratamiento con medicamentos naturales como el hipérico.

Durante el tratamiento es importante, aliviar los estados de ansiedad y mejorar el estado de ánimo para evitar que se desarrolle una depresión crónica o que se produzcan recaídas (recidiva).

El tratamiento se centra en los neurotransmisores. Los medicamentos pueden influir en el reparto dentro del espacio sináptico, evitar la reducción, sostener el enlace con la célula receptora y acelerar la reanudación de todo el proceso. Todo esto conduce a que haya más neurotransmisores disponibles en la transmisión de la señal.

En el tratamiento de depresiones es importante mantenerlo hasta que el estado de ánimo se haya estabilizado durante un periodo de tiempo prolongado (seis meses) para evitar recaídas.