Trastorno afectivo estacional (depresión de invierno): Diagnóstico

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (19 de Marzo de 2012)

Ante la sospecha de un estado depresivo como un trastorno afectivo estacional se establece un diagnóstico basado en la anamnesis: se interroga por el historial de enfermedades del afectado y por los síntomas de su estado actual. Para un diagnóstico certero deberían localizarse al menos dos de los síntomas más típicos (humor depresivo, pérdida de interés [anhedonía], fatigabilidad [disminución de la vitalidad]) y dos del resto de síntomas (cierta intranquilidad, disminución de la atención-concentración, pérdida de confianza en sí mismo, sentimientos de inferioridad, ideas de culpa e inutilidad, perspectiva sombría del futuro, trastornos del sueño, falta de apetito, aunque en el trastorno afectivo emocional suelen presentarse síntomas atípicos como hipersomnia e hiperfagia con gran apetencia por los carbohidratos). Estos síntomas deben ocupar la mayor parte del día durante al menos quince días seguidos.