Toxoplasmosis: Toxoplasmosis adquirida antes del nacimiento (prenatal)

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Belén Giménez (19 de Marzo de 2012)

La toxoplasmosis adquirida antes del nacimiento (prenatal) (existe una posibilidad del 50% de que la madre embarazada la transmita al feto) puede manifestarse con diversos síntomas. Dependiendo del momento y de la intensidad de la infección se puede producir un aborto involuntario, con menor frecuencia el niño puede nacer muerto o pueden aparecer síntomas como la hidrocefalia, calcificaciones intracerebrales e inflamación en la piel del ojo. Las infecciones prenatales se dan aproximadamente en dos de cada 1.000 recién nacidos.

La magnitud de los síntomas de la toxoplasmosis adquirida antes del nacimiento en los niños depende del punto en que se produzca la infección. La toxoplasmosis prenatal al principio del embarazo puede causar graves daños. Si la infección se da más tarde, la magnitud de las alteraciones es menor. En casos en los que el niño nace aparentemente sano, los síntomas de la toxoplasmosis pueden darse más tarde. En estos casos, se pueden dar complicaciones transcurridos meses o años, como trastornos del desarrollo, retraso mental y alteraciones de la vista e incluso ceguera.