Toxoplasmosis: Prevención

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Belén Giménez (19 de Marzo de 2012)

La toxoplasmosis se puede prevenir a través de las siguientes medidas:

  • Lavarse las manos con jabón inmediatamente después del contacto con tierra que pueda estar contaminada (por ejemplo, tras trabajar en el jardín o jugar con la arena) o tras tocar carne cruda.
  • Lavar las verduras y frutas antes de comerlas.
  • Lávese las manos antes de comer.
  • Cuidar la higiene si trata con gatos. Si los gatos domésticos no comen carne cruda, no hay riesgo de infección. En los gatos salvajes, la infección puede darse debido al consumo de animales como los ratones.
  • No comer carne cruda (filete tártaro, jamón crudo, salami o salchichas) ni carne poco hecha. La carne procesada con salazón, ahumada, cocida y congelada a -21ºC elimina el patógeno de la toxoplasmosis Toxoplasma gondii.

Las medidas para prevenir la toxoplasmosis son importantes sobre todo durante el embarazo. Sobre todo si la mujer embarazada nunca ha estado en contacto con el patógeno de la toxoplasmosis y, por lo tanto, no ha desarrollado inmunidad contra este parásito. Para averiguar si se es inmune o no, solo hace falta realizarse un análisis de sangre en el que se observen los anticuerpos. Si la prueba es negativa, durante el embarazo será necesario repetir esta prueba para poder detectar una infección reciente y tratarla.