Tos ferina (pertussis): Tratamiento

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Leticia del Olmo (19 de Marzo de 2012)

En la tos ferina (pertussis) está indicado un tratamiento precoz con antibióticos, por ejemplo, como eritromicina y cotrimoxazol. Cuanto antes se inicie el antibiótico, más rápido y fácil es el proceso de curación.

Una vez que una persona se ha infectado con la bacteria Bordetella pertussis, ya no puede impedir el brote de la enfermedad. Los antibióticos no alivian los síntomas, pero sin embargo asegurarán que la persona sea menos tiempo contagiosa. Después de iniciar el tratamiento pasan unos cinco días hasta que desaparece el riesgo de infección.

Los bebés necesitan ser hospitalizados debido a que muchas veces no pueden expulsar las flemas por sí solos, por lo necesitan un medio de succión.

En el hogar hay medidas sencillas para aliviar los síntomas de la tos ferina como:

  • Ambiente tranquilo.
  • El paciente debe beber mucho líquido e ingerir pequeñas porciones de alimentos con frecuencia.
  • Los ataques de tos se presentan principalmente por la noche y por este motivo, se debe proporcionar aire fresco y húmedo, por ejemplo colgando toallas mojadas en la habitación.

Por otra parte los niños necesitan mucho afecto. Los padres deben tranquilizarlos durante los ataques de tos.