Tos ferina (pertussis): Síntomas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Leticia del Olmo (19 de Marzo de 2012)

La tos ferina (pertussis) se divide en tres fases según los síntomas. En total, la enfermedad dura de varias semanas hasta varios meses.

Fase similar al resfriado (fase catarral)

La fase catarral dura de una a dos semanas. Durante este período los pacientes tienen síntomas que se asemejan a un resfriado común. Estos son, por ejemplo, los siguientes:

Fase de convulsiones (fase paroxística)

La etapa paroxística puede durar de tres a seis semanas. Los síntomas típicos de esta etapa son los siguientes:

  • Ataques de tos típicos de la tos ferina (con explosiones súbitas y breves)
  • Secreción dura y cristalina
  • Accesos repetidos y violentos de tos de tos que provocan arcadas y vómitos
  • Aumento de molestias por la noche
  • Raras veces fiebre

Aproximadamente, la mitad de los niños comienza a jadear al final de un ataque de tos, razón por la cual se usa el término de tos ferina (de fiera). Tras la tos puede haber vómitos y estridor, que es un sonido similar a un jadeo producido por el cierre parcial de las cuerdas vocales (glotis).

Los jóvenes y adultos suelen tener menos molestias que los niños. A menudo, no tienen las características típicas de la enfermedad y la tos ferina se expresa exclusivamente con tos durante un periodo prolongado.

Fase de recuperación (fase decremental)

La fase decremental es la última fase de la enfermedad, en la que los síntomas se debilitan lentamente. Esta etapa se denomina etapa de convalecencia (del latín convalescere = fortalecer). Las molestias suelen ceder gradualmente tras seis a diez semanas.