Tos ferina (pertussis): Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Leticia del Olmo (19 de Marzo de 2012)

Patógeno

La causa de la tos ferina (pertussis) es una infección por la bacteria Bordetella pertussis, que se multiplica en las membranas mucosas del tracto respiratorio humano y segrega un veneno específico: la toxina pertussis (TP), que causa los síntomas de la enfermedad. El veneno destruye las membranas mucosas, daña el tejido circundante y debilita el sistema inmunológico.

La infección con la bacteria Bordetella parapertussis también puede causar síntomas parecidos a la tos ferina. Sin embargo, la enfermedad suele ser más leve y más breve que la tos ferina.

Transmisión

La tos ferina es muy contagiosa: aproximadamente el 80% de las personas no vacunadas que están en contacto con el patógeno desarrollan la enfermedad. La bacteria Bordetella pertussis que desencadena la tos ferina se propaga por gotitas de saliva, es decir, al toser, estornudar, besar y compartir la misma vajilla.

Período de incubación

Después de la infección transcurren unos 7 a 20 días hasta que aparecen los primeros síntomas (período de incubación).

Tras el final del período de incubación, el riesgo de ser infectado es más alto y disminuye lentamente después de la sexta semana de la enfermedad.

Cualquier persona que haya tenido la tos ferina disfruta después de varios años de inmunidad a la enfermedad.

La protección no dura toda la vida por lo que se recomienda una dosis de recuerdo de la vacuna.