Tenosinovitis (Inflamación de la vaina sinovial del tendón)

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Gemma Tena (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/Stockbyte

Una sobrecarga relacionada con la repetición continua de un movimiento puede provocar la inflamación del tejido que rodea el tendón. El resultado es la tenosinovitis (inflamación de la vaina que recubre el tendón). Esta lesión afecta, sobre todo, a personas que trabajan con el ordenador diariamente. Los deportistas, dependientes, camareros, peluqueros y el personal de los almacenes también pueden desarrollar esta lesión.

La vaina del tendón envuelve y protege los tendones, sobre todo, en la zona donde se extienden, directamente, por el hueso o en las prominencias óseas debido a la fricción excesiva que se produce en estas zonas. A través del líquido articular (líquido sinovial) que hay en su interior, las vainas de los tendones facilitan el movimiento del tendón. El uso excesivo de determinados tendones conduce a la inflamación de la vaina del tendón. La más común es la inflamación que se da en la muñeca. Sin embargo, la tenosinovitis se puede dar en cualquier tendón recubierto por esta vaina.

La tenosinovitis es una lesión que puede darse por diferentes causas como las siguientes:

  • La mayoría de las tenosinovitis se producen debido a la repetición prolongada de movimientos monótonos y/o a una posición incorrecta permanente como, por ejemplo, una posición de trabajo inadecuada por una mesa inapropiada, un ratón de ordenador que favorece una mala postura o un teclado mal ajustado.
  • Los movimientos uniformes repetidos (por ejemplo, el trabajo con el ordenador, el entrenamiento con pesas o la práctica de remo).
  • Fuerte sobrecarga por la práctica de deportes como el tenis, la gimnasia o la escalada.Los músicos (por ejemplo, guitarristas, violinistas o pianistas) también son propensos a sufrir esta lesión por la repetición de movimientos durante el estudio.
  • La enfermedad reumática inflamatoria puede provocar la inflamación de la vaina del tendón (tenosinovitis).
  • La tenosinovitis puede ser el resultado de una infección por clamidia, micoplasma o gonococo.

Los síntomas característicos de la tenosinovitis son los siguientes:

  • Fuerte dolor punzante.
  • Crujido en la articulación afectada con el movimiento.
  • Inflamación, enrojecimiento y aumento de temperatura de la zona afectada.

Normalmente, en una tenosinovitis es suficiente un tratamiento con fármacos analgésicos y antinflamatorios para resolver esta lesión. Es recomendable aplicar calor o frío e inmovilizar la articulación. Para evitar el malestar general causado por la tenosinovitis, también es muy positivo evitar las tareas diarias que la han causado. En estos casos, existen muchas posibilidades de curación. Sin embargo, una tenosinovitis que no se detecta ni se trata a tiempo puede volverse crónica. Esto significa que debido a la tensión repetida, la lesión será recurrente (conocida como una de las lesiones por esfuerzo repetitivo). En algunos grupos de riesgo, entre los que se encuentran aquellas personas que trabajan diariamente delante del ordenador, la tenosinovitis se considera una enfermedad profesional.