Sinusitis: Prevención

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (19 de Marzo de 2012)

Normalmente, la sinusitis se desarrolla a partir de un resfriado o una inflamación de la garganta. Por este motivo, se recomienda seguir una vida saludable y prevenir resfriados siguiendo medidas generales como las siguientes:

  • Beber mucho líquido.
  • Enjuagar la nariz tres o cuatro veces al día con una solución salina (irrigación nasal).
  • Realizar baños de vapor.
  • Asegurar un entorno húmedo.

La irrigación nasal (ducha nasal)

La irrigación nasal o ducha nasal con una solución salina es muy beneficiosa para prevenir las sinusitis. Esta medida es útil para prevenir la infección y para tratar las infecciones agudas por virus porque arrastra la mucosidad nasal. Actualmente, existen en el mercado preparados específicos para realizar un lavado nasal. Alternativamente, existe la opción de prepararlas de forma casera. Para hacerlo eche una cucharada de sal común (unos nueve gramos) en un litro de agua tibia. En caso de resfriado enjuague la nariz tres o cuatro veces al día y, a después una vez al día como prevención. La solución de sal limpia la nariz. Finalmente, tras la resolución del cuadro, las mucosas se recuperan.