Sinusitis: Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (19 de Marzo de 2012)

Sinusitis aguda

La sinusitis aguda suele manifestarse tras un resfriado o una faringitis. En estos casos, la causa más común son los virus. La membrana mucosa afectada se inflama y puede conducir a un desplazamiento de la entrada de los senos. Como resultado, al haberse debilitado la mucosa por la inflamación viral, puede sobreañadirse una infección bacteriana secundaria. Las bacterias desencadenantes son principalmente las bacterias Haemophilus influenzae, neumococos (Streptococcus pneumoniae) y estreptococos.

Aunque una inflamación nasal está casi siempre originada por una inflamación de los senos paranasales, no siempre se muestra en forma de inflamación típica de los senos paranasales con los síntomas correspondientes. El grado con que se manifieste la sinusitis aguda depende de varios factores. La favorecen, por ejemplo, un sistema inmune debilitado, agentes patógenos agresivos, un desplazamiento de los orificios de entrada a los senos y peculiaridades anatómicas, como, por ejemplo, una desviación del tabique nasal, cornetes agrandados o pólipos nasales.

Diferentes patologías dentales como la infección de una raíz dental o un traumatismo tras una extracción de un diente pueden ser responsables de una conexión entre la cavidad del seno maxilar y la cavidad oral (una fístula) y originar una sinusitis aguda que afecte al seno maxilar. Otras formas especiales de la sinusitis aguda son la llamada sinusitis de baño, causada por agentes patógenos que se encuentran en el agua y penetran durante el baño en la nariz. La barosinusitis está causada por fluctuaciones de presión en el vuelo o el buceo.