Síndrome de fatiga crónica: Definición

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (6 de Junio de 2016)

Para hablar de síndrome de fatiga crónica deben darse las siguientes condiciones:

  • Sufrir de fatiga grave durante seis meses o más sin causa conocida.
  • Tener cuatro o más de los siguientes síntomas: deterioro de la memoria o la concentración, nódulos linfáticos sensibles, mialgias, artralgias múltiples sin hinchazón o eritema, dolor de cabeza, problemas de sueño, cansancio excesivo mucho después de un esfuerzo, faringitis o amigdalitis. Esta sintomatología debe presentarse de forma persistente o recurrente, durante, al menos, un mínimo de seis meses seguidos y no existir antes de la fatiga. tienen que haberse presentado, persistente o recurrentemente, durante un mínimo de seis meses consecutivos y no haber antecedido a la fatiga.

 Así, se puede resumir en que el SFC se caracteriza fundamentalmente por un estado de agotamiento permanente y muy intenso acompañado de una sensación de malestar que se inicia de forma repentina y se prolonga durante más de seis meses. Además los pacientes no se sienten recuperados tras dormir suficientes horas o descansar.

 A esta situación incapacitante que sufre el paciente con síndrome de fatiga crónica, hay que sumarle las consecuencias provocadas por el desconocimiento de la enfermedad, de su origen, de la falta de un diagnóstico preciso y un tratamiento concreto que consiga curar esta patología. Así, hay que tener en cuenta que para el SFC no existe en la actualidad, un tratamiento realmente efectivo. Además, por su complejidad, la afección obliga a la combinación de diferentes tipos de tratamiento y requiere que sea abordada por diversos equipos especializados.

 El médico, junto con el propio paciente, han de encontrar la mejor terapia que se adapte individualmente a los síntomas que este padece, con el fin de mejorar su calidad de vida. Es fundamental que el enfermo de SFC acepte las limitaciones que le impone la enfermedad, se adapte a ellas y que así lo hagan además sus familiares y circulo social.

Incidencia

No existen cifras exactas sobre la incidencia del síndrome de fatiga crónica en España, pero se estima que existe una prevalencia de entre el 0,2 y un 0,5%, aunque es una enfermedad infradiagnosticada. Esta patología afecta a todos los grupos raciales y étnicos por igual y cuatro veces más a mujeres que a hombres y la media de edad de diagnóstico está entre los 40 y los 50 años. Es una enfermedad infrecuente en niños.