Publicidad

Publicidad

Síndrome de la boca ardiente (estomatodinia)

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (19 de Abril de 2016)

© Jupiterimages/iStockphoto

El síndrome de la boca ardiente (SBA) o estomatodinia es una alteración sensorial que los pacientes experimentan con pinchazos y dolor además de quemazón, ardor o picor en la cavidad bucal, especialmente en la lengua.También se puede ver afectado el paladar, las encías, los labios o la orofaringe. En ocasiones aparecen otros síntomas como xerostomía (sequedad bucal) o disgeusia (alteración en el sentido del gusto). En los últimos años se ha asociado a disfunciones neurológicas. Afecta, mayormente, a mujeres de edad media y avanzada.

Actualmente se habla del síndrome de la boca ardiente primario o idiopático, en el que no se pueden identificar clínicamente alteraciones orgánicas locales a las que atribuir los síntomas o el SBA secundario, para el que existe una causa conocida. Entre algunas causas que pueden desencadenar la sensación de quemazón en la lengua o un SBA secundario están: la anemia, la deficiencia de vitaminas, la diabetes mellitus, las infecciones por bacterias u hongos, las reacciones alérgicas, las enfermedades que provocan sequedad bucal (como el síndrome de Sjögren), entre otras.

Otras causas que pueden provocar quemazón son los bordes afilados de los dientes o la presión de una prótesis dental, así como hábitos parafuncionales que pueden causar identaciones en el borde de la lengua o lesiones por mordisqueos, síntomas típicos de personas con mucho estrés. La mucosa también puede reaccionar de forma alérgica a determinados alimentos o, en casos raros, al material que utilizan los dentistas para rellenar los empastes dentales.

En muchos casos el componente psíquico juega un papel relevante. El estrés y el miedo pueden provocar e intensificar el dolor ardiente e incluso hacer que se prolongue en el tiempo o que no se pueda resolver con ningún tratamiento.

En los casos en los que los síntomas de quemazón en la mucosa o la lengua se consideran una enfermedad en sí misma porque no existe ninguna patología a la que se halle asociada, entonces, se habla de síndrome de la boca ardiente primario, estomatodinia o glosodinia. Recientes estudios han encontrado evidencias de un posible mecanismo neuropático en su naturaleza, aunque se discute si es un mecanismo neural periférico o central.

Los pacientes con sensación de quemazón en la lengua acuden frecuentemente primero al dentista. Tras una entrevista el dentista explora minuciosamente la boca y la mucosa de la lengua. Si se observan alteraciones del tejido visibles, como la presencia de puntos de una coloración anómala o puntos sin papilas (depapilados) en las zonas doloridas de la boca, el dentista podrá sospechar algunas de las posibles causas de las molestias.

En función de la patología que se sospeche, es recomendable hacer otras pruebas diagnósticas (por ejemplo, un análisis de sangre). La indagación de las causas de la sensación de quemazón en la lengua es importante porque el tratamiento normalmente depende de la causa de las molestias. En muchos casos se requiere tiempo y paciencia hasta lograr que las molestias desaparezcan.