Síndrome de la boca ardiente (estomatodinia): Diagnóstico

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (19 de Abril de 2016)

Un especialista que podría diagnosticar las causas de la quemazón en la lengua es el dentista. Los otorrinolaringólogos, dermatólogos o neurólogos también pueden determinar las causas de la quemazón en la lengua.

Si existen otras molestias junto a la quemazón en la lengua, el diagnóstico es más fácil. El médico puede, por ejemplo, averiguar la enfermedad común causante a partir de los síntomas generales (por ejemplo, palidez en caso de anemia). Es importante que el médico explore minuciosamente la lengua y la boca. El hecho de que la mucosa de la lengua presente un aspecto alterado, proporciona al médico una pista útil.

La sensación ardiente puede aparecer, entre otros motivos, como consecuencia de alteraciones visibles de la lengua como las siguientes:

  • Lengua geográfica (llamada lingua geographica)
  • Lengua fisurada(llamada lingua plicata)
  • Liquen plano (lichen ruber planus)

 

Las alteraciones visibles de la mucosa que se deben al asiento incorrecto de una prótesis dental o una intolerancia a la prótesis (llamada estomatitis protésica) también se pueden identificar rápidamente.

La utilidad de otros análisis o pruebas dependerán de la enfermedad común que el médico haya sospechado como posible causa de la quemazón en la lengua. En estos casos el diagnóstico puede requerir análisis de sangre o pruebas de alergias. En general es importante que el médico interrogue de forma precisa al afectado sobre las molestias (anamnesis).

Lengua geográfica

Una lengua geográfica (lingua geographica) es una alteración inofensiva de la lengua que se caracteriza por la presencia de manchas claras de color rojo sobre la superficie de la lengua.

La causa de la lengua geográfica es desconocida. Las alteraciones de la superficie de la lengua pueden provocar la quemazón en la lengua porque las bacterias y los hongos se pueden asentar más fácilmente en ellas y provocar infecciones.

Lengua fisurada

En el caso de una lengua fisurada (lingua plicata) la parte anterior y central de la lengua se encuentra hundida de forma simétrica. Los pliegues ofrecen a las bacterias un sustrato ideal para reproducirse. Las infecciones bacterianas y también las provocadas por hongos pueden producir entonces la quemazón en la lengua. Por eso, las personas con lengua fisurada deben prestar especial atención a su higiene bucal. Dentro de una familia, son varios los miembros que suelen presentar lengua fisurada. Se trata de una alteración de la lengua inofensiva que se da entre el 10 y el 15% de la población. Dado que la lengua fisurada también es un síntoma del llamado síndrome de Melkersson-Rosenthal y se puede confundir fácilmente con las alteraciones de la lengua asociadas a la sífilis, debe acudir al médico si observa estas alteraciones en su lengua. El médico podrá determinar qué trastorno es el que usted presenta.

El síndrome de Melkersson-Rosenthal es un trastorno infrecuente de origen desconocido. Sus síntomas característicos son edema orofacial recurrente, parálisis facial recidivante y lengua fisurada, pero son más frecuentes las formas mono y oligosintomáticas. El diagnóstico es difícil cuando no están presentes las tres manifestaciones. El tratamiento es sintomático.

Liquen plano (lichen ruber)

El liquen plano (lichen ruber) es un cuadro clínico complejo que probablemente está provocado por una reacción autoinmune y que puede presentarse en distintas localizaciones con distintas formas clinicas. Sin embargo, los expertos discuten sobre otras causas posibles, por ejemplo, una infección vírica o una reacción excesiva pero limitada del sistema inmunológico. El liquen plano oral es una enfermedad mucocutánea crónica inflamatoria de naturaleza autoinmune, en la que se produce una agresión por parte de los linfocitos T dirigida frente a las células basales del epitelio de la mucosa oral. Los indicios típicos del liquen plano que afecta en el área bucal (denominación técnica lichen ruber mucosae) son determinadas alteraciones de la piel:

  • Piel hipersensible
  • De color gris claro
  • Parcialmente reticulada
  • Que no se pueden eliminar por la manipulación fácil
  • Son áreas sobreelevadas

En la mayoría de los casos se encuentran en la mucosa de las mejillas, en la parte inferior de la lengua, el dorso de la lengua, el suelo de la boca, las encías, el paladar y el pigmento labial. Los líquenes planos aparecen frecuentemente en la edad adulta y afectan más a los hombres que a las mujeres. El liquen plano puede afectar a otras mucosas (por ejemplo, a la mucosa anal) además de a la cavidad bucal.

Alergias

Las alergias son reacciones de hipersensibilidad del sistema inmunológico del organismo frente a sustancias ajenas que en principio son inofensivas y se denominan alérgenos.

Las alteraciones de la mucosa bucal se producen casi siempre por mecanismos de alergia retardada. Es decir, que entre el contacto con el alérgeno y la reacción alérgica pueden transcurrir horas o incluso días. Una alergia se evidencia en la mayoría de los casos por la coloración de color rojo intenso y la inflamación leve de áreas planas delimitadas y amorfas de la lengua. Esta alteración del tejido puede conllevar la sensación de lengua ardiente.

Estomatitis protésica

Una estomatitis protésica engloba una inflamación de la mucosa bucal (estomatitis) y otras molestias que pueden presentarse tras el uso de una prótesis dental.

Si la prótesis no se apoya correctamente puede presionar demasiado o, si no tiene un buen acabado, provoca roce con la lengua que, a su vez, provocará la quemazón en la lengua. El componente psicosomático de la quemazón en la lengua puede verse incrementado por una prótesis dental. En este caso se pueden apreciar daños de la mucosa y puntos de presión. Los afectados sienten molestias al llevar la prótesis, pasan constantemente la lengua sobre ella y refieren dolorespicor y sensación de ardor.

 Glositis de Hunter

La glositis de Hunter es un trastorno secundario que puede aparecer asociado a una anemia por déficit de vitamina B12 (anemia perniciosa). Se hace perceptible por una sensación virulenta de quemazón en la boca. El movimiento de la lengua se ve limitado y con ello también el habla y la masticación. La lengua adopta un aspecto enrojecido, con apariencia lisa y eritematosa con alteraciones acharoladas que se encuentran casi siempre en la punta y el dorso de la lengua. A veces se asocia a una queilitis angular y candidosis.