Síndrome de la boca ardiente (estomatodinia): Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (19 de Abril de 2016)

En muchas ocasiones es difícil determinar las causas exactas de la sensación de quemazón en la lengua. Las posibles causas son muy variadas. Esta alteración sensorial aparece, entre otros motivos, cuando la mucosa bucal o de la lengua se inflama o irrita o reacciona de forma alérgica a determinadas sustancias. También en el marco de determinadas enfermedades comunes generales se puede experimentar quemazón en la lengua. Las causas pueden ser, entonces, por ejemplo, enfermedades hematológicas. En estos casos se habla de síndrome de la boca ardiente secundario. En algunos casos la quemazón en la lengua se considera una enfermedad en sí misma: es el llamado síndrome de la boca ardiente primario.

Causas del SBA secundario

Algunos procesos que pueden provocar el síndrome de boca ardiente secundario son: un déficit de hierro, la diabetes mellitus, la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), infecciones, anemia, especialmente la anemia por deficiencia de vitamina B12 que conduce a la glositis de Hunter (glositis = inflamación de la lengua).

Por otra parte, el síndrome de Sjögren puede provocar un déficit en la producción de saliva en la boca para humedecer la mucosa bucal. Junto a la sequedad oral, la quemazón en la lengua puede ser una de sus consecuencias.

La quemazón en la lengua también puede surgir en el marco del tratamiento de distintas enfermedades, por ejemplo, como efecto secundario de medicamentos o de radioterapia. Además, dado que afecta frecuentemente a mujeres que han pasado la menopausia, algunos médicos consideran que el proceso de cambio hormonal es una posible causa de la sensación desagradable de quemazón en la lengua. Con todo, la relación exacta entre las hormonas y la quemazón en la lengua no se ha podido demostrar todavía.

Los bordes de los dientes afilados, la caries, el sarro, los bordes de empastes que sobresalen, los bordes de las coronas que sobresalen, los aparatos de ortodoncia o el metal de los empastes pueden irritar, lesionar la lengua o la mucosa bucal o provocar alergias. También determinados procesos inflamatorios de la mucosa bucal, las llamadas gingivitis, pueden provocar la quemazón en la lengua.

Algunas personas pueden padecer quemazón en la lengua cuando la mucosa bucal entra en contacto con determinados alimentos (por ejemplo, alimentos que contienen canela) o con el tabaco. También las aleaciones que contienen níquel o mercurio pueden irritar la mucosa.

 Causas psíquicas

Los componentes psíquicos son fundamentales en la quemazón en la lengua. Las enfermedades como la depresión pueden provocar junto a los síntomas psíquicos (por ejemplo, la falta de interés), síntomas físicos. Algunos afectados han descrito quemazón en la lengua junto con dolores de cabeza o falta de apetito. La ansiedad o el miedo a enfermedades graves como el cáncer (llamado cancerofobia), por ejemplo, también puede provocar la quemazón en la lengua. El estrés psíquico provoca no solo tensiones y movimientos anómalos del sistema de masticación (bruxismo), sino también disestesias de la mucosa y lengua ardiente.