Inflamación de glándula salival, cálculo salival (sialolitiasis): Evolución

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Belén Giménez (3 de Junio de 2016)

Pronóstico

En una inflamación de las glándulas salivales intervienen muchos factores, como la causa (a menudo un cálculo salival), la duración del curso de la inflamación y el pronóstico. Si se trata adecuadamente, la mayoría de las inflamaciones de glándulas salivales evolucionan bien: si se utilizan antibióticos contra la infección bacteriana, las molestias se suelen curar y la inflamación se resuelve sin consecuencias.

Si, en el curso de una inflamación de las glándulas salivales, es necesario extirpar las glándulas salivales inflamadas quirúrgicamente, esto no tiene ningún efecto notable en la producción de saliva: las glándulas salivales restantes siguen produciendo la  cantidad de saliva necesaria.

Complicaciones

Si la inflamación de la glándula salival tiene una evolución más larga, pueden ocurrir varias complicaciones: puede formarse un absceso, o acumulación de pus encapsulada. Si se rompe el absceso y llega al exterior, a través de la piel o del tejido vecino del cuello, puede provocar una infección general e incluso una septicemia (sepsis), que podría llegar a ser mortal.

Una inflamación crónica de la glándula salival conduce a una cicatrización y pérdida de tejido. La glándula salival afectada apenas produce saliva y es palpable como un bulto más duro.

Si se trata la infección de las glándulas salivales con cirugía para extirpar la glándula salival inflamada, pueden surgir complicaciones raramente: la operación puede producir daño a los nervios faciales, y en algunos casos una parálisis facial periférica (prosopoplejía).