Sepsis (infección diseminada): Evolución

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Lidia Arias (19 de Marzo de 2012)

Pronóstico

En los casos de sepsis, la evolución y el pronóstico dependen, fundamentalmente, de lo que se tarde en comenzar el tratamiento: la sepsis que se reconoce a tiempo se puede tratar adecuadamente en casi todos los casos con antibióticos. Sin embargo, si no se logra reconocer y tratar a tiempo, puede tener consecuencias mortales, ya que puede evolucionar rápidamente hacia una sepsis grave o un shock séptico.

Complicaciones

La sepsis, debido a su rápida evolución, puede traer complicaciones muy graves e inmediatas porque es capaz de extenderse muy rápidamente por el torrente sanguíneo y la infección alcanza en poco tiempo los órganos vitales del cuerpo. Tras unas pocas horas, los órganos tales como los pulmones, el corazón y el hígado resultan afectados y fallan. Como consecuencia del envenenamiento se puede llegar al shock circulatorio, a la insuficiencia renal o a un fallo pulmonar o hepático. La tasa de mortalidad de la sepsis grave y el shock séptico alcanza un porcentaje del 30 al 60%. El riesgo es mayor en las personas mayores que en los jóvenes.