Sepsis (infección diseminada): Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Lidia Arias (19 de Marzo de 2012)

La sepsis es una reacción inflamatoria del cuerpo ante una infección causada casi siempre por bacterias. En algunos casos, puede deberse a virus u hongos.

Si el cuerpo no es capaz de luchar localmente (en su origen) contra una infección, esta se puede extender a través de las vías sanguíneas por todo el cuerpo: se origina una sepsis, es decir, una reacción inflamatoria global (sistémica) que afecta a todo el cuerpo y que puede causar graves lesionesP en los órganos vitales. La sepsis puede partir de varios focos infecciosos. Algunas de las posibles causas son:

  • Inflamación (e infección) pulmonar.
  • Meningitis (en uno de cada 100 casos deriva en sepsis meningocócica, en la que puede aparecer un shock séptico grave (cuando se asocia a la destrucción de las glándulas suprarrenales se denomina síndrome de Waterhouse-Friedrichsen).
  • Infección de heridas.
  • Infección de catéteres.
  • Respiración artificial por más de 48 horas, ya que pueden introducirse agentes patógenos en las vías respiratorias por el tubo respiratorio o el tubo endotraqueal y ocasionar una inflamación pulmonar: la denominada neumonía asociada a ventilación mecánica, NAV.
  • Infecciones quirúrgicas.