Secreción anormal de las mamas: Evolución

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (19 de Marzo de 2012)

La evolución de la secreción anormal de las mamas depende de la enfermedad de base que la provoque. El pronóstico de la mastopatía es favorable. El riesgo de desarrollar cáncer de mama a consecuencia de la misma sólo es elevado si se trata de una enfermedad de grado III.

Una inflamación de la glándula mamaria (mastitis) aguda puede remitir por sí sola. En la mitad de los casos se forman abscesos, acumulaciones de pus muy diferenciables del tejido sano. Si estos abscesos se encuentran justo debajo del pezón pueden drenar espontáneamente por el pezón o vaciarse en el sistema de conductos. Para poder drenar los abscesos de mayor tamaño es necesario realizar un corte con bisturí, ya que si lo hacen por sí mismos se suelen formar fístulas. Se trata de conexiones anómalas con la piel o el sistema de conductos mamarios que sirven como punto de entrada a bacterias en el tejido mamario. En algunos casos, la mastitis puerperal puede hacerse crónica.

Si el detonante de la secreción patológica de la glándula mamaria es cáncer de mama, la evolución depende del tipo de tumor y su tratamiento. Cuanto antes se reconozca el cáncer de mama, mejor será el pronóstico.