Secreción anormal de las mamas: Diagnóstico

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (19 de Marzo de 2012)

El diagnóstico de la secreción anormal de las mamas debe realizarlo un médico. En estos casos, en la anamnesis se interesa por la aparición y duración de las molestias. Además es importante dar al médico datos sobre el ciclo menstrual y la toma de medicamentos. Por último, en la exploración física, el médico palpa el pecho para ver si puede sentir alteraciones en el tejido y en busca de durezas o tumoraciones.

Es importante determinar el color y la consistencia de la secreción para establecer un diagnóstico exacto. Las secreciones sanguinolentas, sero-sanguinolenta o acuosas indican la presencia de lesiones que tienden a proliferar. Si van de amarillentas a verdosas, o incluso de parduzcas a negruzcas, indican una dilatación de los conductos mamarios (ectasia ductal).

La secreción se analiza en el laboratorio en busca de células anómalas o gérmenes. Si se trata de heridas u otras lesiones del pecho o alteraciones de la piel, se debe tomar un frotis para, del mismo modo, buscar células anómalas o gérmenes.

También es frecuente que el médico solicite procedimientos por imágenes como una ecografía o una mamografíapara establecer el diagnóstico. Las alteraciones de la glándula mamaria pueden localizarse a menudo con estos métodos. Para visualizar los conductos mamarios se emplea la galactografía. Este procedimiento consiste en la inyección de un medio de contraste en los conductos mamarios con la ayuda de una sonda delgada. También puede solicitar una mamografía. En ella puede reconocer los conductos mamarios y determinar si están dilatados o, por el contrario, existe una obstrucción.