Sarna (escabiosis): Evolución

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (25 de Abril de 2011)

La sarna bien tratada conlleva casi siempre una buena evolución. En el 95% de los casos el tratamiento con lociones de aplicación externa resulta eficaz. El típico picor de la sarna que se da en la piel infectada de ácaros permanece sin embargo unos días después de que el tratamiento se haya aplicado con éxito.

Un tratamiento de la sarna suele fallar solo a causa de una incorrecta aplicación. Cuando las personas que conviven estrechamente en el entorno del afectado no se dejan tratar, suele renovarse la infección a causa del contacto con los mismos.

Si no se trata, la sarna deriva en crónica. La cura espontánea puede darse al cabo de años.

Complicaciones

La sarna puede derivar en diversas complicaciones.

Eso sucede especialmente cuando el afectado descuida su higiene: en ese caso, pueden entrar bacterias en la zona de piel infectada por sarna y originar otras infecciones sobreañadidas.

Por ejemplo la erisipela, la infección de ganglios linfáticos (linfadenitis) o la intoxicación de la sangre (sepsis), y todas requieren tratamiento con antibióticos.