Rosácea: Definición

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (19 de Marzo de 2012)

La rosácea (latín rosaceus = del color de la rosa) es una afección crónica cutánea inflamatoria que, en la mayoría de los casos, se manifiesta a modo de brotes y que se presenta, sobre todo, entre los 40 y 50 años. Normalmente es de curso crónico para la que no sea hallado aún tratamiento definitivo, por lo que solo puede controlarse. Por esta razón es habitual que suponga para los pacientes un problema estético considerable.

Con el objetivo de facilitar el diagnóstico y el tratamiento, la rosácea se divide en estadios:

  • Estadio I, rosácea eritematosa: en la primera fase de la enfermedad la piel del rostro se muestra inflamada y enrojecida (eritema).
  • Estadio II, rosácea papulopustular: tras cierto tiempo el eritema se vuelve crónico. La rosácea recibe el nombre de papulopustular cuando aparecen pápulas y pústulas aisladas o agrupadas, inflamadas y eritematosas que se añaden al rubor y permanecen durante días o semanas.
  • Estadio III, rosácea conglobata: en la tercera fase de la enfermedad la piel está engrosada y muestra poros de gran tamaño, con nódulos inflamatorios confluentes y en algún caso hemorrágicos.

Aparición

La rosácea se manifiesta con mayor frecuencia en la edad adulta intermedia, en muchos casos en la quinta década de la vida. Los niños se ven afectados en raras ocasiones. Las personas con mayor riesgo de padecerla son aquellas con piel clara, pelo pelirrojo y con pecas. El estadio III, la rosácea conglobata, se presenta fundamentalmente en varones.