Resistencia a la PCA, mutación factor V Leiden: Prevención

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (19 de Marzo de 2012)

La resistencia a la PCA suele ser casi siempre hereditaria (en la mayoría de los casos por la alteración del material genético conocida como mutación factor V Leiden). Por lo tanto, la aparición de trastornos en la coagulación de la sangre no puede prevenirse con eficacia. Sin embargo, si se ha comprobado que se tiene resistencia a la PCA, pueden tomar distintas medidas para evitar una trombosis. Las medidas profilácticas generales más adecuadas contra la trombosis son las siguientes:

Una prueba genética en casos de resistencia a la PCA puede aclarar si la alteración es heterocigótica (desigualdad genética) u homocigótica (copias idénticas), es decir, si el rasgo hereditario (por ejemplo, el factor alterado coagulante factor V Leiden) proviene de uno o de ambos padres. Ya que el embarazo, cuando se tiene resistencia a la PCA, aumenta considerablemente el riesgo de trombosis, es importante tomar medidas para prevenirla.