Quiste renal, enfermedad poliquística renal: Diagnóstico

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (19 de Marzo de 2012)

Para el diagnóstico del quiste renal o de la enfermedad poliquística renal se necesitan pruebas de imagen, como ecografías, tomografías computarizadas o radiografías de los riñones y el tracto urinario con ayuda de un medio de contraste (urografía y arteriografía renal). Además puede ser útil una gammagrafía, que haga visibles los órganos y las estructuras con una sustancia radiactiva para realizar el diagnóstico de los quistes renales.

Si la ecografía muestra un quiste renal simple (sin complicaciones), es decir, un quiste redondo u ovalado bastante bien delineado con paredes delgadas y líquido en su interior, no será necesario tratamiento alguno. Sin embargo, si los resultados de la exploración muestran un quiste renal complicado, es necesario realizar más pruebas (por ejemplo, una TAC con medio de contraste) para descartar un tumor renal. Si existe la sospecha de que los quistes renales sean malignos (tumores renales) se aconseja una renoscopia para realizar un diagnóstico seguro. Las pruebas de laboratorio de la orina aclaran si existe infección urinaria. Los valores de una analítica de sangre proporcionan datos sobre la función renal.