Pólipos nasales

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (1 de Abril de 2014)

© Jupiterimages/iStockphoto

Los pólipos nasales son formaciones benignas de la mucosa nasal. Cuando obstruyen la nariz, dificultan la respiración y pueden acarrear una serie de complicaciones.

La mayoría de las veces, el desencadenante de los pólipos nasales es la inflamación de los senos paranasales o de la mucosa nasal. A menudo, estas formaciones nasales se dan en personas que padecen alergia o con intolerancia a los analgésicos. Por lo general, los pólipos nasales son fáciles de diagnosticar.

Cuando se hace un diagnóstico precoz, se pueden evitar posibles complicaciones. Los pólipos nasales, especialmente los pequeños, pueden ser tratados con cortisona. Si el tratamiento medicamentoso no es efectivo o si los pólipos nasales son grandes, es necesaria una operación. Además, se recomienda tratar cualquier enfermedad concomitante. En algunos casos, estas lesiones se vuelven a formar tras la cirugía.