Pólipos intestinales: Diagnóstico

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (19 de Marzo de 2012)

Para los pólipos intestinales que crecen en la zona inferior del recto, el diagnóstico puede realizarse mediante un tacto rectal. Si los pólipos en el intestino presentan un ligero sangrado, se puede diagnosticar mediante una prueba para la detección de sangre en las deposiciones no detectable a simple vista, denominada sangre oculta en heces.

Además, si se sospecha de pólipos en el intestino, sería necesario realizar una colonoscopia para efectuar el diagnóstico. Esta prueba no sólo permite descubrir los pólipos en el intestino, sino también extirparlos inmediatamente y examinarlos bajo el microscopio. Además, en la colonoscopia, puede determinarse si existen otras causas que puedan provocar las molestias, como, por ejemplo, cáncer de intestino o una enfermedad intestinal inflamatoria. Si los pólipos intestinales aparecen en el marco de una enfermedad hereditaria, es imprescindible realizarse colonoscopias regularmente.