Pólipos intestinales: Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (19 de Marzo de 2012)

Puede haber varias causas que provoquen los pólipos intestinales, desde factores hereditarios hasta factores externos. La alimentación juega un papel muy importante en la aparición de pólipos intestinales. Este hecho explica por qué los pólipos intestinales están más extendidos en los países industrializados. Es probable, que una alimentación compuesta por una alta proporción de grasas animales y una baja proporción de fibra fomenten el desarrollo de pólipos intestinales. Fumar, beber alcohol y el sobrepeso también pueden favorecer la aparición de estas lesiones.

Los pólipos intestinales pueden deberse a causas hereditarias. En una serie de enfermedades hereditarias pueden presentarse pólipos intestinales; por lo tanto, estas enfermedades están asociadas con un mayor riesgo a padecer cáncer de colon debido en parte a la genética. Entre estas enfermedades se encuentran la poliposis adenomatosa familiar (PAF), el Síndrome de Gardner, el Síndrome de Peutz-Jeghers y el Síndrome de Cowden.

Poliposis adenomatosa familiar

La poliposis adenomatosa familiar (PAF), que se ve acompañada de un aumento de la aparición de pólipos intestinales (también llamada poliposis adenomatosa del colon o poliposis colónica familiar), se debe a factores hereditarios. El desencadenante es una lesión en el portador del factor hereditario (denominada mutación genética). La poliposis adenomatosa familiar se presenta en uno de cada 10.000 recién nacidos y aparece por herencia autosómica dominante. Esto significa que los hijos de un padre afectado tienen un 50% de riesgo de adquirir la misma enfermedad, siempre y cuando el otro padre esté sano. Además, aproximadamente en un tercio de los afectados no se detecta ninguna trasmisión hereditaria clara, de modo que el defecto genético tiene que haber surgido por sí solo, una mutación espontánea. Los pólipos en el intestino en los casos de poliposis adenomatosa familiar pueden transformarse en malignos. Las personas con esta enfermedad hereditaria tienen un riesgo del 100% de desarrollar cáncer de intestino. La poliposis adenomatosa familiar es responsable de aproximadamente un 1% de los carcinomas colorectales.