Polio (poliomielitis, parálisis infantil): Historia

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Leticia del Olmo (19 de Marzo de 2012)

En 1949 los científicos norteamericanos John Franklin Enders, Frederick Chapman Robbins y Thomas H. Weller, lograron cultivar en diversos tejidos el patógeno de la polio (poliomielitis, parálisis infantil), por lo que los tres recibieron el Premio Nobel de 1954 de Medicina y Fisiología.

En el año 1952, el bacteriólogo estadounidense Jonas Edward Salk comenzó con los ensayos de la una vacuna experimental contra la polio que no presentaba el problema de la neurotoxicidad que tenían las primeras vacunas estudiadas. Primero probó la vacuna en sí mismo y luego en su familia. Dados los buenos resultados hasta el año 1954 se llevó a cabo en los EE.UU la vacunación vmasiva de 1,8 millones de niños. Esta vacuna Salk se administra en tres dosis, contiene virus muertos (inactivados) de los tipos de poliovirus I, II y III. Las dos primeras dosis de la vacuna se efectúan a intervalos de cuatro a seis semanas, y la tercera no antes de siete meses; durante el siguiente período de unos diez años se requiere una renovación. Albert Bruce Sabin desarrolló la llamada vacuna tipo Sabin que contenía virus vivos atenuados. En 1955, la autoridad reguladora de EE.UU autorizó la vacuna para uso general. En España la campaña de vacunación con esta vacuna se inicia a finales de 1963.

Se administra a todos los niños a partir de los 2 a 3 meses de edad, en tres dosis iniciales separadas por un intervalo de 4 a 8 semanas, seguidas de una cuarta dosis a los 15 a 18 meses y una quinta a los 4 a 6 años.

La vacuna para toda la vida contra la poliomielitis de tipos I, II y III (VOP = vacuna oral contra la polio) es oral, se administra con un poco de azúcar y es inherentemente más simple que la vacuna Salk con inyección, y además un tercio más barata. Se administra a todos los niños a partir de los 2 a 3 meses de edad, en tres dosis iniciales separadas por un intervalo de 4 a 8 semanas, seguidas de una cuarta dosis a los 15-18 meses y una quinta a los 4-6 años. Pero en España la vacuna utilizada actualmente es la llamada vacuna inactivada inyectable de potencia aumentada (VIPa), que también existe en forma combinada. El Calendario vacunal de la Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda la administración de 4 dosis de VIP para la inmunización sistemática en la edad infantil (2, 4, 6 y 15-18 meses de edad). La administración de una 5ª dosis (3-6 años de edad) estaría condicionada por la situación epidemiológica, el control sanitario de poblaciones inmigrantes, de la disponibilidad de vacuna combinada DTPa-VIP, etc. La inmunización con esta vacuna tiene lugar mediante inyección, no como vacuna para ingestión oral. Tiene una alta eficacia y no causa ninguna parálisis de poliomielitis asociada con la vacuna (PPV). Las personas con síndrome de inmunodeficiencia inmune adquirida (SIDA) pueden también ser vacunadas sin riesgo con esta vacuna. Así se ha vuelto a la antigua modalidad de la vacuna Salk, pero ahora mejorada.