Polimialgia reumática

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Leticia del Olmo (16 de Enero de 2012)

© Jupiterimages/Wavebreak Media

La polimialgia reumática (PMR) es una enfermedad reumática inflamatoria de etiología desconocida. Por lo general, aparece después de los 65 años.

Los síntomas característicos de la polimialgia reumática son dolor muscular y rigidez intenso que afectan sobre todo a los grupos musculares cercanos al tronco (cintura escapular y pelviana). El dolor adquiere su máxima intensidad de noche o por la mañana. Además, aparecen con frecuencia síntomas generales de malestar, cansancio y síntomas depresivos. Para llegar al diagnóstico de la polimialgia reumática deben cumplirse unos determinados criterios diagnósticos entre los que se incluye criterios clínicos y analíticos (análisis de sangre). Cuando se asocia a complicaciones como vasculitis puede ser útil para el diagnóstico tomar una muestra de un vaso sanguíneo (biopsia). El tratamiento de esta patología son fundamentalmente los corticoides y en algunos casos son necesarios fármacos inmunosupresores, es decir aquellos que disminuyen la reacción inmune del organismo.

La polimialgia reumática puede de producir complicaciones cuando los vasos sanguíneos se inflaman y aparece lo que se denomina una vasculitis. La más frecuente es la inflamación de la arteria temporal o de algunas de sus ramas, situadas en el cráneo. Este trastorno se conoce como arteritis de la temporal. Aproximadamente el 10 por ciento de los pacientes que sufren polimialgia reumática desarrollan una arteritis de la temporal. Si se diagnostica y trata a tiempo, el pronóstico de la enfermedad es favorable.