Piojos (pediculosis): Definición

Autor: Redacción Onmeda (15 de Septiembre de 2017)

Una infestación por piojos (pediculosis) se caracteriza por la presencia de ciertas especies de piojo en zona con vello del cuerpo o la ropa. Los seres humanos pueden ser infestados por tres variedades diferentes:

  • el piojo de la cabeza (pediculus humanus capitis)
  • el piojo del cuerpo o de la ropa (pediculus humanus corporis)
  • el piojo púbico o ladilla (phthirus pubis)

Los piojos se alimentan de la sangre de los seres humanos. Los huevos se denominan liendres y estas se adhieren con una sustancia pegajosa al pelo. Al contrario que las pulgas, los piojos no pueden saltar, en cambio se mueven muy rápidamente.

Durante una infestación por piojos de la cabeza (pediculosis capitis), estos parásitos suelen vivir en el cuero cabelludo del paciente. Los piojos de la cabeza afectan, sobre todo, a los niños en edad escolar. Una infestación por piojos es muy común y no tiene nada que ver con la falta de higiene, aunque en los lugares de hacinamiento y escasas condiciones higiénicas son más frecuentes.

© Okapia

Los piojos prefieren vivir en el cuero cabelludo. © Alastair MacEwen / OSF / Okapia.

La infestación por piojos púbicos o ladillas (pediculosis pubis) se presenta generalmente a través del contacto personal como, por ejemplo, durante las relaciones sexuales.

Una infestación por piojos del cuerpo o la ropa (pediculosis corporis) se observa, sobre todo, en condiciones de hacinamiento donde las personas viven muy juntas, por ejemplo, en albergues, campos de refugiados o prisiones. Los piojos viven en las prendas de ropa y depositan ahí sus huevos. Sólo a la hora de alimentarse con la sangre del huésped migran a la piel del ser humano.

Incidencia

En los países de Europa occidental, la infestación por piojos está aumentando. La prevalencia se calcula del 1 al 3 % en países industrializados pero puede ser superior al 25% en los colegios.

Los piojos de la cabeza están extendidos por todo el mundo y afectan, sobre todo, a los niños pequeños que acuden a la escuela infantil o el colegio. Una infestación por piojos ya no atiende a temporadas específicas. Hoy en día se pueden producir infestaciones por piojos en cualquier momento del año.