Publicidad

Publicidad

Pie de atleta (tinea pedis): Síntomas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Laura Osuna (19 de Marzo de 2012)

En el caso del pie de atleta (tinea pedis), la piel de los pies está infectada con determinados hongos (llamados dermatofitos) que desencadena los síntomas siguientes:

  • Enrojecimiento de la piel
  • Humedad de la piel
  • Descamación de la piel
  • Formación de ampollas
  • Picor

Frecuentemente ambos pies muestran los síntomas del pie de atleta simultáneamente. En función de cada caso se distinguen tres formas de tinea pedis:

1. Pie de atleta entre los dedos de los pies

El pie de atleta (tinea pedis) se forma frecuentemente entre los espacios de los dedos de los pies; en la mayoría de los casos los primeros síntomas aparecen entre el cuarto y quinto dedo. La denominación técnica de esta forma de infección es micosis interdigital (interdigital = entre los dedos). Al principio se ablanda la piel. A continuación la zona de piel afectada puede:

  • Enrojecer ligeramente
  • Escamarse
  • Picar
  • Formar capas de piel blancas, hinchadas y gruesas
  • Formar grietas profundas y dolorosas

Otros síntomas frecuentes del pie de atleta entre los dedos de los pies son pequeñas ampollas que se forman a los lados del dedo. La tinea pedis pasa frecuentemente desapercibida durante años y se puede extender a la planta del pie, los bordes del pie y el empeine.

2. Pie de atleta con descamación y queratinización intensa

El pie de atleta (tinea pedis) puede afectar también a la planta del pie (tinea pedis plantaris) y extenderse a los bordes y el empeine. Los síntomas típicos son piel escamada y muy queraterizada (en lenguaje técnico escamoso hiperqueratósico):

  • Primero se forma una fina descamación seca sobre una zona de piel ligera o moderadamente inflamada.
  • Luego se puede formar callosidades gruesas y grietas dolorosas, sobre todo en el talón.

El patrón de contagio y los síntomas de este tipo de pie de atleta descamado y queraterizado se asemeja a un mocasín por lo que también se denomina de tipo mocasín. Los afectados confunden esta forma de pie de atleta con piel seca.

3. Pie de atleta con ampollas

El pie de atleta (tinea pedis) puede tener como síntomas iniciales ampollas con líquido en el empeine y los bordes del pie (es decir, tener una evolución vesicular dishidrótica). Debido a la gruesa capa córnea en la planta del pie, estas ampollas no revientan espontáneamente, sino que se secan. Como consecuencia se tensa la piel y empieza a picar.