Enfermedad de Parkinson: Causas

Autor: Redacción Onmeda (10 de Abril de 2017)

Se desconocen las causas de la enfermedad de Parkinson (Parkinson o parkinsonismo primario). Por ello, también se le llama parkinsonismo idiopático (idiopático = sin causa reconocible).

El desencadenante es una escasez de dopamina en el cerebro. La escasez de dopamina se debe a que poco a poco van muriéndose las células nerviosas que contienen dopamina en la sustancia negra. Pero la razón de que estas células nerviosas mueran es hasta hoy incierta.

Debido a la falta de dopamina en la enfermedad de Parkinson, las células nerviosas del cuerpo estriado (núcleo caudado) del cerebro, que desempeñan un papel importante en el control de los movimientos del cuerpo, no se excitan lo suficiente. Esto causa los típicos movimientos ralentizados del Parkinson y desde una escasez de movimientos (hipocinesia) hasta la inmovilidad total (acinesia). La falta de dopamina en el Parkinson es además la causa del desequilibrio en favor de otras hormonas como la acetilcolina y el glutamato. Así, el temblor típico del Parkinson y la rigidez muscular tienen su origen en el exceso de acetilcolina.

Además de la enfermedad de Parkinson, que se manifiesta por causas desconocidas, se diferencian otros tres síndromes de Parkinson (más raros), cuyos mecanismos de formación sí son conocidos:

  • Enfermedades de Parkinson familiares: estas formas nada habituales tienen su causa en una herencia genética. Su origen se halla en las modificaciones en el patrimonio hereditario. Los síntomas se manifiestan en los afectados principalmente a una edad temprana (por debajo de los 40 años).
  • Parkinsonismo secundario (o sintomático): las causas son influencias ambientales u otras enfermedades. A modo de ejemplo: los envenenamientos con “neurotoxinas”, como el monóxido de carbono o el manganeso, pueden causar síntomas de Parkinson. También determinados medicamentos como neurolépticos o medios hipotensores, son responsables de dichos síntomas. Igualmente aparecen indicios de Parkinson en conexión con determinadas enfermedades. Entre otras figuran los tumores cerebrales, trastornos metabólicos (enfermedad de Wilson) o traumatismos recurrentes del cerebro como los que tienen lugar en el boxeo (el denominado “Parkinson del boxeador”).
  • Parkinson plus o Parkinson atípico: entra dentro de otras enfermedades neurodegenerativas.