Pancreatitis

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo

© Jupiterimages/Wavebreak Media

La pancreatitis es una inflamación del páncreas; es, en realidad, una enfermedad rara.

La pancreatitis puede presentarse en forma aguda (de repente como un episodio aislado) o de manera crónica (recurrente y duradera).

La forma aguda la causan por lo general enfermedades de las vías biliares (como los cálculos en la vesícula), y en la forma crónica la causa suele ser el abuso del alcohol.

La inflamación aguda del páncreas se desarrolla en forma leve o sin complicaciones en nueve de cada 10 pacientes.

La pancreatitis recurrente daña las glándulas pancreáticas (el páncreas) permanentemente y puede causar diabetes mellitus.

Los síntomas de pancreatitis aguda son los siguientes:

En la pancreatitis crónica avanzada suele haber:

El diagnóstico de la pancreatitis se basa en el historial clínico, un examen físico, análisis de sangre, ecografía y una examen endoscópico o una tomografía computarizada (TC).

El tratamiento de la pancreatitis aguda se realiza en el hospital: el paciente no puede comer nada hasta que remita el dolor. Durante este tiempo se le administra líquido, electrolitos y nutrientes de forma intravenosa.

Una pancreatitis aguda normalmente no causará complicaciones, pero a veces tiene una evolución complicada. En la pancreatitis crónica es particularmente importante que el paciente renuncie estrictamente al desencadenante de la inflamación, casi siempre el alcohol.