Otitis Media: Tratamiento

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (19 de Marzo de 2012)

Si hay una infección del oído medio (otitis media), el tratamiento suele llevarse a cabo con antibióticos si se sospecha que hay infección bacteriana. Los antibióticos no son útiles en todos los casos, ya que pueden causar efectos secundarios leves, como diarrea, y promover la resistencia de las bacterias. Si las bacterias son resistentes a los antibióticos, se dificulta el tratamiento. El médico receta antibióticos, por lo tanto, especialmente a los niños menores de dos años cuando los dos oídos están inflamados y/o hay secreción purulenta del oído. Cuando la infección se propaga, también se recomienda la administración de antibióticos.

En determinados casos, la inflamación del oído medio se cura de forma espontánea y sin más complicaciones. Una visita al médico es necesaria en cualquier caso, ya que el médico puede evaluar el curso de la infección y decidir el tratamiento adecuado.

Hay varios medicamentos y tratamientos útiles para tratar la infección del oído medio. Las gotas nasales descongestivas favorecen la salida de líquido y facilitan la ventilación del oído medio. Por el contrario, con una infección del oído medio las gotas para el oído son un tratamiento menos eficaz, debido a que no llegan al oído medio, a no ser que el tímpano se encuentre perforado. Los analgésicos y el tratamiento térmico (por ejemplo, con luz roja) alivian las molestias.

Cuando el tímpano se abulta y se tensa o se producen complicaciones, se debe abrir mediante una operación (llamada paracentesis). El otorrinolaringólogo realiza este procedimiento bajo anestesia local o, en niños, bajo anestesia general.

Los daños del tímpano en la otitis media aguda suelen curarse espontáneamente. Una inflamación crónica del oído medio y la supuración ósea crónica resultante, llamada otitis media crónica con o sin colesteatoma, requiere frecuentemente cirugía. El médico cierra la zona dañada del tímpano con un injerto de tejido (injerto de fascia temporal).

Si la inflamación se ha extendido a los huesos adyacentes (mastoiditis), es necesaria una operación inmediata para eliminar las áreas inflamadas y el pus acumulado.

Remedios caseros para la otitis media

En la otitis del oído medio los remedios caseros pueden complementar un tratamiento.

A menudo ayudan a aliviar los síntomas, pero no son un sustituto del tratamiento médico para la otitis media aguda o crónica.

Como remedio casero son conocidas la manzanilla o la piel de cebolla. Con trozos de cebolla o con hojas de manzanilla se llena un saco de tela fina que se aplica en la oreja. Se fijan con una toalla caliente o una gorra.

Para aliviar las molestias de una otitis media dolorosa es útil el remedio casero del tratamiento con calor, por ejemplo, con una lámpara de luz roja. Si una otitis media provoca fiebre alta, se puede usar una compresa como remedio casero inmediato para disminuir la temperatura corporal. Sin embargo, en este caso es absolutamente necesario acudir a un médico. Cualquier otitis media requiere tratamiento médico.