Ojo vago en niños (ambliopía): Diagnóstico

Autor: Terry Gragera Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (7 de Noviembre de 2016)

El diagnóstico de ojo vago en niños suele ser mucho más rápido cuando hay manifestaciones externas. No obstante, en otros casos pasa inadvertido y solo es descubierto en una revisión oftalmológica rutinaria. 

En las revisiones pediátricas se incluye la vista para poder detectar cuanto antes este tipo de problemas. Si el pediatra observa que el niño no ve bien por uno de los dos ojos, lo derivará a un oftalmólogo que será el que realice el estudio en profundidad. 

Los exámenes oftalmológicos se pueden realizar aun en niños muy pequeños (de meses de edad) y aunque estos no colaboren, ya que los profesionales cuentan con herramientas para hacer estimaciones fiables de la agudeza visual del niño. 

El oftalmólogo estudiará si el niño tiene algún defecto óptico importante, como una catarata, examinará la estructura y hará un fondo de ojo para descubrir por qué la capacidad visual del niño está alterada. También, y aunque el niño no sepa leer, es posible graduar los defectos de refracción como la miopía, incluso en bebés.