Oclusión intestinal (íleo): Prevención

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Gemma Tena (26 de Enero de 2011)

La oclusión intestinal puede prevenirse procurando defecar regularmente y evitando una alimentación que, por experiencia, se sabe que no se digiere bien.

La oclusión intestinal suele aparecer en el estómago, después de haber pasado una operación. Por eso, es importante prestar atención a eventuales signos de íleo después de una intervención quirúrgica (por ejemplo, vómitos, dolor abdominal, acumulación elevada de gases en el intestino o estreñimiento). En caso de molestias, se recomienda acudir de inmediato al médico. De esta manera, se pueden prevenir y tratar las posibles complicaciones de un íleo diagnosticado de forma tardía.